Amigo de Orwell, Tolstoy y Chesterton; Charles Dickens marcó un hito en la literatura ¡un estilo! que se caracterizaba por reflejar contextos sociales adversos.

Al parecer su propia familia sufrió contratiempos económicos, al punto de que él mismo no pudo recibir educación escolar continua; pero optó por ser autodidacta, logrando ser uno de los grandes en la materia.

Vivían en Camden Town (sí, el barrio de Amy Winehouse) que en ese entonces era muy hostil, más adelante un epicentro de artistas. Pero llegó a habitar en la cárcel, debido a que su papá cayó en prisión y, por ley, los convictos podían compartir sus celdas con familiares.

A pesar de poco tiempo en el colegio, su necesidad de trabajar jornadas de 10 horas a partir de los 12 años y semejantes impedimentos, él se atuvo a la literatura. Creemos que incluso aferrarse a eso lo ayudó a sobreponerse: él perseveró en conectarse con el mundo que lo apasionaba.

Optó por la lectura y la escritura, pero no se desentendió de su realidad del todo. En sus textos adopta la constante de plasmar las imposibles condiciones de las clases obreras de sus tiempos, al punto de que dicen, David Copperfield es la obra más autobiográfica que publicó y el personaje con quien el más se identificó.

Así, fue un importante defensor de los derechos humanos, manifestándose siempre a favor de la igualdad social, expresándose también en contra de la esclavitud y la pena de muerte.

Eso fue al fin, un creador de personajes tan genuinos, tramas muy significativas a nivel histórico ¡tan disfrutables! que abarca a lectores de todas las edades. Lo queremos y le deseamos un feliz cumple: hoy hace 211 años Charles venía al mundo. 

Si ya lo leíste, contanos cuál te gustó y si querés conocerlo (más), lo encontrás en nuestras sucursales o en esta selección especial ⭐ que incluye sus textos originales y otros adaptados a todos los niveles de comprensión del Inglés.